El viernes último se realizó una extensa jornada  en el Polideportivo de Laja, con amistoso encuentro con Huachipato filial Hualqui y también un partido inclusivo local.

Como parte del cierre de la temporada de Futsal y sus talleres, se vivió el viernes 13 recién pasado un compromiso amistoso entre el Taller Comunal y Huachipato filial Hualqui a cargo del profesor Mauricio Quezada.

La jornada inició con un encuentro inclusivo y de integración entre la Escuela Amanda Labarca y Escuela Nivequetén, tal vez lo más significativo de la jornada  para alumnos con necesidades especiales donde también pudieron mostrar sus fortalezas y ambiciones deportivas, expresadas en un momento de sana convivencia y fraternidad entre sus pares, fue el punto álgido y de preámbulo perfecto, para luego dar paso a los encuentros amistosos programados con Huachipato filial Hualqui.

Los partidos amistosos de 1° y 2° ciclo fueron bastante interesantes, mostraron a pequeños con muchas ganas, en lo particular el taller de futsal de Laja a mostrado su evolución en estos 3 años de trabajo, con un excelente semillero con mucha potencia, se ve en cancha, se ve en su conducta, en su juego, disciplina y conocimiento del futsal.

Luego de concluidos ambos partidos amistosos se premiaron a los niños con diplomas, y para ello se contó con el apoyo del DAEM y del Municipio para realizar y coordinar toda la jornada.

Finalmente como parte del trabajo del taller que también incluye a los adultos, se jugó  un último partido entre jugadores y padres del equipo de Mononos Laja, como parte de la sociabilidad, participación y amistad, en un ambiente deportivo sano, donde la familia disfruto a pleno, ampliando la red de la disciplina, en términos generales el trabajo del taller municipal a demostrado el crecimiento, donde hoy se necesitan más horas disponibles en el Polideportivo. Una de las metas para el 2020 precisamente es ampliar las horas de talleres, el futsal necesita seguir creciendo esto no lo para nadie, independiente de la persona que este a cargo, esto ya no para, señaló, Luis Patricio Pizarro, profesor encargado del taller municipal.