Los primos Marco y Esteban Grimalt lograron este domingo su segundo título consecutivo en el Campeonato Sudamericano de Vóleibol Playa que se disputa en Coquimbo y que en esta temporada abrió el Circuito 2020.

Un repleto estadio de Peñuelas fue testigo de la gran actuación de los campeones panamericanos, que debieron extremar recursos para superar a los brasileños Ricardo y Vitor Felipe, en una final que firmó parciales de 15-21, 21-19 y 15-6.

El triple medallista olímpico, Ricardo lideró la arremetida de los brasileños que con total propiedad se impusieron en el primer set por 21-15. El golpe fue duro para los nacionales, que tras la charla con Paulao salieron con un semblante distinto y merced a un gran trabajo en bloqueo y ataque dieron vuelta el partido y lograron su 18º título sudamericano tras ganar las dos mangas restantes por 21-19 y 15-6.

“Estamos muy emocionados y felices con este triunfo. Se lo dedicamos a toda la gente que nos vino a apoyar esta tarde y nos levantó cuando el partido se nos ponía difícil. Este triunfo nos deja muy bien para iniciar la temporada internacional, donde buscaremos la clasificación a Tokio 2020” dijo Esteban Grimalt.

En damas, en tanto, Chile no logró subirse al podio, pero quedó con buenas sensaciones tras el cuarto puesto de Francisca Rivas y Chris Vorpahl, quienes a tres semanas de haber iniciado el trabajo conjunto brindaron una muy positiva actuación.

En la pelea por el bronce, las nacionales dieron dura pelea pero se inclinaron ante las argentinas Virgina Zonta y Brenda Churin por 21-17, 13-21 y 10-15.

“Quedamos con la sensación que podíamos haber alcanzado la medalla, pero de todas maneras el saldo es muy positivo de cara al futuro de esta dupla. Estamos muy agradecidas de la gente de Coquimbo, que nos apoyó con todo” dijo Francisca Rivas.

El campeonato nuevamente fue un gran éxito, tanto en lo que se refiere al público y al espectáculo deportivo. Chile demostró estar en un gran momento en la cancha y en lo organizativo.

/(MINDEP.CL)